El terremoto magno de 1647

Compendio del terremoto ocurrido en 1647, escrito por Ramon Briseño

Compendio del terremoto ocurrido en 1647, escrito por Ramon Briseño

Hoy 13 de mayo, nos trae a la memoria el terremoto acontecido el año 1647, ocurrido a las diez y treinta de la noche, que devastó la ciudad de Santiago y cuyos efectos inmediatos se mantuvieron pasado cinco años del funesto acontecimiento.

Como se manifiesta en diversos testimonios de la época tanto de autoridades civiles y religiosas, la tragedia ocasionó la muerte directa de mil santiaguinos, pero además trajo consigo pestes, hambrunas y pérdida de casas y recintos eclesiásticos. Tal como sostiene la Doctora en Historia, Emma de Ramón en su trabajo, "La sociedad Santiaguina frente a una catástrofe: 1647-1651", donde señala: "podemos concluir entonces, que los 5 años que corren entre 1647 y 1651 fueron de continuas desgracias naturales y a la vez, fueron estas desgracias de una variedad tal que no dejó a persona ilesa"(1)


Cristo de Mayo

Cristo de Mayo

Pero sin duda, el hecho más recordado de este terremoto, es lo acontecido con el Cristo de la Agonía que se encontraba en la Iglesia de los Hermanos Agustinos. Como efecto del movimiento telúrico, la corona de espinas que se encontraba en su cabeza se deslizó hasta su cuello y pese a los esfuerzos realizados por los religiosos fue imposible volverla a su lugar.

Esta historia, cierta o mito, se mantiene hasta nuestros días y cada 13 de mayo los Agustinos realizan una procesión por los alrededores del centro de Santiago con la imagen del Cristo de la Agonía, tal como lo dispuso el Obispo Gaspar de Villarroel a una semana del sismo de 1647, para que los atribulados santiaguinos tuvieran la imagen más patente de su misma situación de desgracia.

El Archivo Nacional, cuenta entre otros testimonios manuscritos del evento, con un documento escrito por Ramon Briseño en 1833, que resume los efectos provocados por el sismo, en las propiedades de las diversas órdenes eclesiásticas, partiendo por los daños sufridos por la Catedral de Santiago, entre otras iglesias, monasterios y conventos. Sin embargo, lo más interesante de destacar de este manuscrito, es el relato que se hace del acontecimiento ocurrido con el Cristo de la Agonía.

Entregamos a continuación su reproducción digital para su lectura y análisis, junto a su transcripción.

>>Compendio ó estracto
De la relación que hizó el Ilustrísimo Sr. Don Francisco Gaspar de Villarroel, obispo de Santiago de Chile, del terremoto que asoló a dicha ciudad el año de 1647. Escrito por Ramon Briseño el de 1833.

>>Transcripción del manuscrito.

__________________________________________________________________________________

(1) "Boletín de Historia y Geografía" Nº10. Universidad Católica Raúl Silva Henríquez. Nº10. Pág. 12.

Recursos adicionales

Materias: Documentos - Historia