Práctica profesional

Miradas jóvenes en la educación sobre archivos

Archivo Nacional Histórico.

Archivo Nacional Histórico.

Estudiantes en práctica de la Universidad San Sebastián en visita al ARNAD.

Como parte de un convenio que posee el Archivo Nacional con la Universidad San Sebastián, seis estudiantes de la carrera de Pedagogía se integraron al equipo educativo para trabajar en el guión y ordenamiento de las visitas guiadas y en la creación de material didáctico a partir de los documentos de los fondos.

09/08/2016

Fuente: Archivo Nacional

Durante cuatro meses, seis alumnos de cuarto año de la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad San Sebastián realizarán su práctica profesional en el Archivo Nacional Histórico (ANH). Una experiencia que tiene desafíos y oportunidades para los jóvenes.

"Ellos tienen dos vertientes en su trabajo, una es ayudarnos en el guión y ordenamiento de las visitas guiadas y, también, crear material didáctico con las fuentes primarias que tenemos. Nuestra reflexión como ANH es sobre cómo podemos ayudar en la educación en el contexto actual del país. Y la respuesta es colaborar, en alguna medida, en la calidad de los procesos de aprendizajes", explica Jonathan Segovia, encargado de la Unidad de Extensión y Educación.

Los jóvenes ya comenzaron sus actividades, iniciando una etapa de investigación y elaboración de material para estudiantes de Quinto Básico a Cuarto Medio. En todo este proceso de práctica estarán acompañados por el profesor Claudio Athens. De este modo, Karina Cabrera, Elizabeth Cerda, Fabián Gómez, Pablo Moya, José Muñoz y Benjamín Robles se dedicarán primero -durante dos meses- a trabajar con documentos de los fondos del ANH para crear los recorridos y guías didácticas. "Primera vez que accedemos a fuentes primarias, y a partir de ellas debemos desarrollar actividades educativas, tanto para profesores como para alumnos", comenta Benjamín Robles.

Desafíos y oportunidades

Los jóvenes cuentan que ellos optaron realizar su práctica en el ANH, a diferencia de estudiantes que eligen los colegios o museos. "Personalmente, uno de los desafíos de esta experiencia será "generar en los alumnos el interés por los archivos, por su importancia y funcionalidad en la sociedad", expresa Karina Cabrera.

Uno de sus compañeros, Pablo Moya, expone que integrarse a este proyecto significa "acercar los documentos permite hablar de democracia, porque tendrán acceso a la información y a la historia que es necesaria para avanzar hacia el futuro, no podemos hacerlo sin conocer el pasado ni lo que somos".

Otra mirada ofrece Benjamín Robles, quien observa en su práctica una oportunidad de romper el paradigma de las cuatro paredes, con niños en una fila sentados y un docente adelante: "Nos abre un nuevo espectro de posibilidades de ser profesor, no sólo en un colegio, sino llegar a un público más amplio". A lo que Fabián Gómez agrega que observan una instancia para dar una nueva perspectiva sobre lo archivos, dejando la idea de "algo viejo, guardado" y mostrar que puede generarse vínculos con éstos: "La finalidad es aproximar a los estudiantes, a los docentes, que se acerquen a realizar trabajos, a nutrirse de las fuentes. La clase no sólo se desarrolla en el aula, sino también en un espacio público". En el mismo sentido, José Muñoz señala que desea dar a conocer los contenidos de otra forma.

El encargado de Educación, recuerda que esta iniciativa deriva del convenio que posee la institución con la Universidad San Sebastián, y que la otra parte del acuerdo es la publicación del material educativo que los universitarios elaboren durante los cuatro meses. En este sentido, vislumbra contar con una buena evaluación a fin de año.

Recursos adicionales

Materias: Archivos - Documentos - Historia
Palabras clave: Educación en archivos - Archivo Nacional Histórico - Estudiantes