Colecciones

El documento más antiguo que custodia el Archivo Nacional

Archivo Nacional.

Archivo Nacional.

Ángel Cabeza y Luis Martínez, observando los nuevos documentos.

Un manuscrito de los Reyes Católicos, de 1480, el Código Constitucional de las provincias de Chile, de 1812, y las primeras ediciones de Pablo Neruda, son parte hoy del patrimonio de chilenos y chilenas gracias a una de las más grandes compras realizada por la Dibam.

03/05/2016

Fuente: Archivo Nacional

La Dibam incorporó como patrimonio decenas de escritos, libros y revistas, tras realizar una compra que superó los mil millones de pesos. Como parte del material adquirido para el Archivo Nacional está el manuscrito firmado por Isabel I de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos de España, en 1480, doce años antes del descubrimiento de América.

"El documento, firmado por los Reyes Católicos, si bien es referido a España, al pueblo de Berlanga, situado cerca de la ciudad de Sevilla, por su antigüedad se convierte en el documento más antiguo que se conserva en el Archivo Nacional, es un texto de 536 años de existencia y su estado de conservación es admirable", precisa Luis Martínez, coordinador del Archivo Nacional Histórico.

Además fue comprado el Código Constitucional de las provincias de Chile de 1812, texto de cual no existía ejemplar oficial, "por lo que estas copias manuscritas permiten estudiar los cambios en nuestras obras constitucionales hasta derivar en la primera carta fundamental de 1833", comenta Martínez.

Asimismo, ingresó al Archivo Nacional documentación de la familia Avaria que fue propietaria de la actual Casa Lo Contador, que alberga actualmente a la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica. Se trata de correspondencia, textos notariales, inventario de bienes y testamentos, fuentes que permitirán a los especialistas del siglo XVIII profundizar sobre una familia de comerciantes entre Santiago y Lima.

Con respecto a la importancia de la adquisición del material, Luis Martínez explica: "En nuestra opinión, este acervo documental complementa y entrega interesantes detalles respecto del comercio entre Santiago y Lima. Y, si bien, el Archivo Nacional Histórico cuenta con fuentes sobre el este periodo a través de los fondos de Contaduría Mayor de Cuentas, Real Audiencia y Escribanos, conserva en menor medida cartas y otros documentos personales que enriquecen los estudios históricos".

Recuperación del patrimonio

La transacción realizada por la Dibam fue por cerca de 1.100 piezas documentales entre las que hay más de 100 primeras ediciones, por un monto de 1.553 millones de pesos. Ésta consta, además, de la colección completa de primeras ediciones de Pablo Neruda, la colección completa que el Premio Nobel hiciese de la revista Claridad, y manuscritos de Neruda, Gabriela Mistral y Eusebio Lillo, entre otros autores.

"Como Dibam es imperativo trabajar en la recuperación del patrimonio; es nuestro deber ser. Lo que no compramos se pierde o bien llega manos de la competencia internacional que muchas veces logra adquirir patrimonio de naciones que no pudieron resguardarlo. No podíamos arriesgarnos a perder estos verdaderos tesoros y que terminaran siendo parte del acervo de alguna universidad o coleccionista extranjero", explicó el director de la Dibam, Ángel Cabeza, quien agregó que representa "un verdadero orgullo que estos documentos, manuscritos y primeras ediciones sean hoy parte del patrimonio nacional".

Precisamente, la Dibam impidió que la invaluable colección fuese vendida a la Universidad de Texas, EE.UU, ya que dicha casa de estudios ofertó, afortunadamente sin éxito, al anticuario César Soto, quien durante décadas se dedicó a adquirir y conservar los textos, pero que a la hora de venderlos tuvo como objetivo que éstos pasaran a ser de propiedad de todos los chilenos.

Recursos adicionales

Materias: Documentos - Historia
Palabras clave: Adquisición de documentos - Archivo Nacional Histórico - Documentos